Skip to content




Embarazo con VPH “Virus de Papiloma Humano”

Si una mujer embarazada tiene el virus citológico, sin lesión, no ocurre nada.
Se controla el embarazo con una rutina normal, realizando la colposcopia al principio del embarazo y otra a las 34 ó 36 semanas.

Si existen lesiones se realiza una biopsia y dependiendo del resultado, se decide la conducta. Si no hay lesiones obstruyendo el canal del parto, no habrá indicación de cesárea, aunque se conocen opiniones contrarias.

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, en el presente, no recomienda cesárea en pacientes con VPH al no haberse demostrado contaminación del bebé a su paso por el canal vaginal. Otros especialistas aseguran que aún en nacimientos por cesárea el bebé puede infectarse, pero en este momento la indicación no es de cesárea.

Existe otro tipo de VPH, o verrugas (condiloma) que, al embarazarse la paciente, por lo general, éstas crecen por tratarse de un periódo inmunodeprimido y hace que el virus y el condilom se desarrollen más.

La indicación de cesárea es si los condilomas, o las lesiones verrugosas son tan grandes que obstruyan el canal del parto.